Huevos Importante moldes

Moldes: Huevos

Los moldes para huevos te ayudarán a dar un toque divertido a la caja bento para tus hijos de una manera muy sencilla.

Cómo preparar los huevos

Cocina los huevos poniéndolos en un cazo con agua fría que los cubra. Poner al fuego hasta que hiervan. Una vez que el agua comience a hervir, apaga el fuego y coloca la tapa al cazo. Déjalos tapados durante 10 minutos.

Cuando se preparan huevos para usar con moldes es muy importante que la yema quede en el centro del huevo una vez hervido. Para esto necesitaremos mover los huevos dentro del agua mientras se están cocinando, antes de que el agua comience a hervir.

El huevo debe de estar caliente cuando se coloca en el molde, ya que es más elástico.

Si cuando has pelado los huevos se han quedado fríos, puedes colocarlos en un cazo con agua caliente para calentarlos antes de meterlos en el molde para huevos.
Abre el molde y humedécelo un poco por dentro para que el huevo no se quede pegado. Coloca el huevo pelado y caliente dentro del molde.

La forma del molde te indicará cómo colocar el huevo. Por ejemplo, en un molde con la cara de un conejo la parte más ancha es la de abajo, por lo que la parte más ancha del huevo se colocará ahí.
Cierra la tapa del molde con firmeza. Es normal que a veces parte de la clara del huevo se salga por los lados.
Coloca en un recipiente  en la nevera durante unos 10 minutos.

Se le pueden añadir colorante a los huevos antes de meterlos en el molde. Para ello, coloca colorante líquido dentro del agua caliente que usas para calentar el huevo una vez hervido y pelado. Deja el huevo dentro del agua con colorante hasta que adquiera el color deseado.

Otros usos

Los moldes para huevo también pueden usarse para preparar onigiri pequeño. También sirven como moldes para preparar chocolate o cualquier otra cosa que se te ocurra.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *